www.ondaextremadura.es |    El Equipo de Delincuencia Organizada de la Guardia Civil de Badajoz (E.D.O.A), dentro de la Operación “PENDULUM”, detuvo a cuatro vecinos de Badajoz, pertenecientes a un grupo criminal, especializados en el robo de dinero y joyas en viviendas.

Desde el pasado mes de agosto, la Guardia Civil investigaba en una serie de robos perpetrados en viviendas del municipio pacense de Olivenza. Fruto de las gestiones y pruebas incriminatorias, los agentes pudieron averiguar la presunta implicación de un grupo criminal, quienes de manera previa a la comisión del robo, lo organizaban valorando el poder adquisitivo de propietarios de viviendas y controlando en todo momento la ausencia sus moradores, para posteriormente con la utilización de las llamadas “llaves falsas” ganzúas u otros instrumentos similares, acceder al interior y sustraer el dinero que pudieran tener guardado.

Son cuatro los detenidos. La Autoridad Judicial decretó el ingreso en prisión de tres de ellos.

En los dos registros llevados a cabo en inmuebles de Badajoz, se hallaron ocultos en bolsas y repartidos en diferentes habitáculos, 200.000 euros.

También se les intervinieron una pistola de pequeño calibre, munición, joyas y relojes de alta calidad.

En los registros se contó con el apoyo de dos canes adiestrados en la búsqueda de dinero, trasladados desde Madrid.

Con la identidad de los integrantes del citado grupo delictivo y dispositivos de vigilancia, la Guardia Civil ubicó en un inmueble del Casco Antiguo y en otro en la carretera de Olivenza, los puntos donde presuntamente ocultaban el dinero y las joyas sustraídas.

El pasado jueves, 20 de septiembre, una veintena de agentes de la Guardia Civil de Badajoz, llevaron a cabo los dos registros en los que contaron con dos canes especializados en la búsqueda de dinero quienes detectaron en tres lugares distintos de ocultación, diferentes bolsas de plástico con dinero sustraído, 200.000 euros.

Al mismo tiempo, en los citados inmuebles, se hallaron e intervinieron joyas y relojes de alta calidad y diseño, una pistola y gran cantidad de munición. Arma que se actualmente se analiza para averiguar su procedencia y si pudiera estar relacionada con algún hecho delictivo. También se incautaron tres vehículos, utilizados por el grupo para desplazarse en la comisión de los robos o adquiridos con el dinero sustraído.

Ante los citados hechos y pruebas incriminatorias, se detuvo a los cuatro integrantes del grupo criminal, tres como presuntos autores materiales de un delito de robo y el cuarto como colaborador necesario en la acción delictiva de encubrimiento y ocultación de pruebas.

Las diligencias instruidas junto con los detenidos fueron puestas a disposición de los Juzgados de Instrucción de Olivenza, quien decreto el ingreso en prisión de tres de los ahora detenidos.