Desde la Coordinadora Estudiantil de Badajoz celebran el resultado de la reunión de hoy martes 2 de octubre a las 17:00h, que ha tenido lugar en la Consejería de Educación con la Consejera de Educación y Empleo, Esther Gutiérrez y el Secretario General Rubén Rubio. La reunión ha tenido un ambiente cordial y distendido y en esta hemos llegado a los siguientes acuerdos:

La Consejería de Educación se pondrá de acuerdo con la directiva de cada centro para que haya fuentes de agua fría en todos los institutos, también revisará con los institutos las ausencias de persianas en aulas en las que da el sol directamente, así como las persianas estropeadas.

Se compromete también a cambiar la ley que regula la flexibilidad de horarios en caso de temperaturas extremas. La Consejería llevará la propuesta al Consejo Escolar de Extremadura de final de curso donde se aprobará de cara al curso que viene que la normativa sea más flexible: no solo se podrá actuar cuando haya una alerta por ola de calor sino cuando haga un calor excesivo, teniendo en cuenta la temperatura real en el interior de las aulas. También mejorarán los protocolos de comunicación entre inspectores y con los centros, para que no pase lo que pasó la semana pasada de que unos dijesen una cosa (que los alumnos podían irse) y otros otra (que nadie podía salir del instituto).

Además, se comprometen a aprobar en la Asamblea de Extremadura una ley que mejore las condiciones térmicas en las aulas y por último, hemos pedido a la Consejera sensibilidad respecto a las amenazas que nos habían llegado de expulsiones y sanciones en los centros por las protestas del martes y del miércoles, a lo que ella nos ha manifestado que entiende que por protestar pacíficamente en los centros no debería haber castigos de ningún tipo (expulsiones o sanciones)

Desde la CEB celebran el acuerdo, no obstante, estaran muy atentos a que lo acordado se vaya cumpliendo. Desde la Coordinadora Estudiantil de Badajoz quieren recalcar que este acuerdo ha sido posible gracias a las protestas realizadas en los institutos y en la calle, así como a las más de 18.700 firmas recogidas en change.org. Esto es un triunfo de la lucha estudiantil. Protestar por lo que es justo, sirve.