www.ondaextremadura.es |  La situación es crítica. Hoy habían convocado parones en señal de protesta, al igual que ayer, llamando a abandonar las aulas a partir de las 12:00h. En algunos institutos se ha permitido, pero en otros los directores se han negado, encerrando a los alumnos y alumnas en las aulas con un calor insoportable. La consecuencia de esto: mareos, vómitos y golpes de calor. Hemos contabilizado más de cinco ambulancias esta mañana en distintos institutos, que se han llevado a alumnos con golpes de calor. Nos entristece la falta de responsabilidad de los centros que han impedido salir a sus alumnos.

Lo vivido estos días en los institutos pacenses es vergonzoso. Los estudiantes están aguantando como pueden un calor insoportable y sus directores por segundo día consecutivo no solo no han hecho nada para evitarlo, sino que han prohibido a los alumnos protegerse del calor.

Desde la CEB no podemos quedarnos de brazos cruzados y hacemos un llamamiento a todos los estudiantes y profesores, así como a madres y padres, familiares y personas que apoyen la causa a manifestarse este SÁBADO 29 de septiembre a las 12:00h en la Avenida de Huelva. Bajo el lema ‘’Este calor no hay quien lo aguante, ¡Soluciones YA! Recorreremos las calles de la ciudad exigiendo soluciones inmediatas ante el problema del calor.

Además, hemos solicitado directamente a Guillermo Fernández Vara una reunión urgente para el fin de semana, con la Consejera de Educación y su equipo, en la que esté presente el presidente, para poder llegar a un acuerdo con medidas urgentes y a largo plazo que convenzan a los estudiantes.

Esperamos que la del sábado sea una gran manifestación que culmine todos estos días de protestas ante esta injusticia y que de la reunión con Vara y la Consejera de Educación salga un acuerdo.

Parece que los dos días que quedan bajan levemente las temperaturas, así que pedimos a los estudiantes que centren sus fuerzas en la gran manifestación del sábado. Aún así, si el calor sigue siendo insoportable, invitamos a hablar con cada profesor y pedir que los lleve a zonas más frías y/o deje de adelantar materia, puesto que es imposible concentrarse con este calor.